Tortilla de patatas con espinacas

Tortilla de patatas con espinacas

Esta forma de hacer la clásica tortilla de patatas con espinacas no es más que una idea de una madre que intenta hacer que sus niños coman un poco de verduras 😉 Las espinacas suelen ser un plato bastante aceptado en mi mesa, pero si las añado a la tortilla, se las comerán con muchas más ganas. Y el tiempo que se emplea en preparar este plato no es mucho más del tiempo empleado para una tortilla de patatas clásica.

Tortilla de patatas con espinacas, ingredientes:

1 kg de patatas

500 g de espinacas frescas limpias

7 huevos

Sal

Aceite

Tortilla de patatas con espinacas, preparación:

1. Mis espinacas tenían un poquito de tierra, así que las he puesto en remojo durante el tiempo de cortar las patatas y, después, he enjuagado por un lado las patatas y por otro las espinacas.

2. En una olla con 2 ó 3 dedos de agua hirviendo con poquísima sal he puesto las espinacas y las he tapado con una tapadera. He esperado 5 ó 7 minutos y he apagado el fuego. Las he dejado así otros 3 ó 4 minutos y después las he escurrido y machacado con una paleta, para que soltaran toda el agua y para triturar así las hojas.

3. Mientras tanto, en una sartén con suficiente aceite he ido haciendo las patatas. Cuando se han puesto blanditas, las he escurrido del aceite y las he puesto en una fuente con papel absorbente. Las he salado un poquito.

4. En un bowl grande he cascado los 7 huevos y añadido sal. He batido en un primer momento para mezclar bien los huevos, después he añadido las espinacas escurridas y he seguido batiendo para mezclarlas con los huevos. Por último, he añadido las patatas y he vuelto a mezclar todo.

5. He sacado casi todo el aceite que había usado para las patatas, he dejado solo unas gotitas.

6. He vuelto a encender el fuego y, cuando la sartén estaba bastante caliente, he vertido la mezcla preparada precedentemente.

7. He dejado cocer esa primera cara de la tortilla a fuego medio y, cuando he visto que las paradas de la tortilla se separaban de la sartén porque esa cara estaba ya cuajada, le he dado la vuelta a la tortilla.

8. Para saber si la tortilla está cuajada, pincho en varios puntos de la tortilla y presiono ligeramente con el tenedor. Cuando veo que ya no sale huevo líquido, entonces está hecha. Apago el fuego y la paso a un plato lo suficientemente grande. Servir caliente, templada o fría. Buon appetito!

Si os ha gustado la receta me encantaría que la compartierais y si queréis descubrir otras que puedan ser también de vuestro interés, os invito a que os suscribáis arriba a la derecha y a que me sigáis a través de:

Mi blog La cocina italiana de Carmen

Mi página facebook La cocina italiana de Carmen

Mi twitter @Cocina_Italiana

Ahora también podéis contar con el menú semanal del blog, que encontraréis aquí. Para descargátelo, solo tienes que registrarte como usuario de esta página (en el menú de arriba, donde pone acceder) y entrar a formar parte de esta comunidad que crece día a día.

Además, si a ti también te gusta cocinar con la Thermomix, puedes unirte al nuevo grupo de Facebook Amig@s de la Thermomix, para conocer cada día recetas nuevas y para compartir tus preferidas.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*