Tarta pingüino

Tarta pingüino

Tarta pingüino

Lo primero que quiero especificar es que el nombre de tarta pingüino no se lo he dado yo. Hace años, en el cumpleaños de una amiga, pusieron esta tarta, que me encantó y, cuando le pregunté a mi amiga que como se llamaba esta tarta, como no tenía nombre la bautizó como la tarta pingüino porque era blanca y negra… Vale, quizás me lo podría haber currado un poco más visto el nombre y haberle dado una forma más apropiada pero… creo que eso da igual, porque con lo poco que dura la tarta, a nadie le dará tiempo de apreciar qué forma tiene.

AHORA OS PODÉIS SUSCRIBIR A ESTE BLOG PARA RECIBIR TODAS LAS RECETAS DIRECTAMENTE EN VUESTRO EMAIL. LO ÚNICO QUE TENÉIS QUE HACER ES PONER VUESTROS DATOS A LA DERECHA DE ESTE POST.

A la época en la que se remonta esta historia yo no tenía ni Thermomix, pero es una receta que no he podido evitar adaptarla para este robot, así que a continuación encontrarás la preparación con y sin la Thermomix.

Tarta pingüino, ingredientes para un molde de 26 cm:

Para el bizcocho:

150 g de chocolate a trozos (yo he usado mitad con leche y mitad negro)

250 g de requesón fresco

200 g de azúcar

200 g de harina

3 huevos

1 bolsita de levadura

2 cucharadas soperas de cacao amargo en polvo

Para el relleno y la decoración:

350 ml de nata para montar

2/3 cucharadas de azúcar

Nutella (al gusto)

Para mojar el bizcocho:

250 ml de leche

Un puñado de avellanas trituradas

Tarta pingüino

Tarta pingüino, preparación del bizcocho con Thermomix:

1. Escurrir el requesón en un colador para que pierda el agua.

2. Precalentar el horno a 180 grados.

3. Poner el chocolate en el vaso y triturar 10 segundos a velocidad 8. Reservar.

4. Sin limpiar el vaso, poner en él el requesón (escurrido) y el azúcar y mezclar 30 segundos a velocidad 5.

5. Añadir la harina y los huevos y mezclar 1 minutos a velocidad 5.

6. Por último, incorporar la levadura, el cacao amargo y el chocolate, 30 segundos velocidad 3.

7. Ahora forrar un molde redondo de 26 cm de diámetro con papel de hornear y echarle el compuesto del bizcocho.

8. Hornear a 180 grados durante 30/35 minutos (a mí me ha tardado 30 justitos, pero mejor hacer siempre la prueba para estar seguros).

9. Dejar enfriar encima de una rejilla (hay que dejarlo enfriar varias horas, incluso se podría hacer el día antes).

Tarta pingüino

Tarta pingüino, preparación tradicional del bizcocho:

1. En un mixer, triturar finamente el chocolate. Reservar.

2. En un recipiente, mezclar con unas varillas el requesón (escurrido) y el azúcar.

3. Cuando se haya formado una cremita, añadir los huevos.

4. Gradualmente, incorporar la harina (mejor si tamizada), la levadura en polvo, el chocolate triturado y el cacao amargo. Mezclar todo muy bien hasta que quede un compuesto completamente homogéneo.

5. Ahora forrar un molde redondo de 26 cm de diámetro con papel de hornear y echarle el compuesto del bizcocho.

6. Hornear a 180 grados durante 30/35 minutos (antes de apagar el horno, comprobar siempre que esté bien hecho).

7. Dejar enfriar encima de una rejilla (hay que dejarlo enfriar varias horas, incluso se podría hacer el día antes).

8. A continuación, los pasos son iguales, pues se hace todo a mano:

Cuando esté completamente frío el bizcocho, ya sea unas horas después o al día siguiente, pasamos a bañarlo y a rellenarlo:

1. En un cacito, se pone a calentar la leche con la granela de avellanas. Cuando rompa a hervir, se corta el fuego y se espera a que se enfríe un poquito.

2. Montar la nata añadiéndole 2/3 cucharadas de azúcar.

3. Ahora abrimos el bizcocho por la mitad. Yo he usado el molde específico para cortar el bizcocho de manera homogénea, ya que antes no había manera de cortarlo derecho, pero ahora con este molde me quedan siempre perfectos los cortes. Si no lo tenéis, podéis hacerlo igualmente sin él o de la manera en la que estéis acostumbrados.

4. Bañáis ambos lados del bizcocho con la leche con avellanas. Es importante que lo hagáis, porque como el bizcocho va a la nevera, se quedaría demasiado seco si no estuviese mojado en algo. También podríais echarle un simple almíbar, pero como ya tiene bastante azúcar este bizcocho, yo he preferido evitar echarle más.

5. Ahora cogéis la nutella y extendéis una capa en cada mitad del bizcocho, tan generosa como queráis.

6. Extender con la espátula la nata, de manera uniforme.

7. Cerrar el bizcocho y decorar al gusto con el resto de la nata que haya sobrado (o con lo que más os guste). Yo hoy no he querido exceder en la decoración porque no tenía tiempo…

Tarta pingüino

8. Guardar en la nevera para que no se estropee y sacar 10/15 minutos antes de servir para que la nutella se ablande un poquito. Buon appetito!

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*