Charlotte de fresas – Charlotte alle fragole

Charlotte de fresas

Os quiero mostrar esta tarta que voy a dedicar a todas las madres. No es de las más rápidas de hacer, pero tampoco es complicada. Lo que se hace más largo es la espera hasta poder comérosla, jajaja.

Empieza la temporada de fresas, el rosa es el color femenino por excelencia, así que me parece que para preparar una tarta en honor de las madres, la fresa es la fruta más acertada.

Yo, personalmente, adoro las fresas y adoro la nata y, como yo también soy mamá, he preparado esta tarta pensando también en mí, jeje.Si tenéis una mamá a la que sorprender en este día (la vuestra propia o la de vuestros hijos), espero que os guste esta idea que os presento y, sobretodo, que les guste a ellas la receta y el empeño que habéis puesto para realizarla en su honor.

 Para quien no conozca este dulce de aspecto tan atractivo, la charlotte es una tarta de origen francés, realizada, en principio, con bizcochos de soletilla y crema inglesa, con o sin frutas. Pero como esisten tantas recetas como cocineros (o cocinillas), os voy a enseñar mi versión, con fresas y nata en una mousse buenísima y delicada.

Charlotte de fresas, la receta:

El año pasado hice una prueba de esta charlotte para prepararla por mi cumple (que en Italia coincidía con el día de la madre), pero me equivoqué eligiendo molde y la tarta estéticamente se echó a perder… así que este año he decidido elegir con cuidado el molde. He buscado en varias tiendas y también por internet, pero al final me ha convencido el que he elegido y, por suerte, no me ha decepcionado. No es muy grande, pero también esto ha estado pensado con antelación: el día de la madre se celebra en familia y no con una tribu de amigos, así que tampoco hace falta hacer kilos y kilos de tarta. Mi molde es de 15 cm de diámetro x 10 cm de altura, perfecto para una familia media y para poder colocar en pie, sin que se caigan y sin que sobre espacio mis bizcochos de soletilla.

Charlotte de fresas, ingredientes:

Un paquete de bizcochos de soletilla
200 g de chocolate blanco
600 g de fresas
80 g de azúcar
4 hojas de gelatina
400 ml de nata para montar (crema de leche)
20 g de azúcar glas
Mantequilla para untar el molde

Charlotte de fresas, preparación tradicional:

1. Poner las hojas de gelatina en agua fría para que se ablanden.
2. Derretir el chocolate blanco al baño maría. Con un pincelito barnizar todos los bizcochos de soletilla que necesitemos para cubrir el diámetro de nuestro molde. Reservar para que se endurezca la glasa.
3. En un mixer, triturar las fresas (menos 3 ó 4 para la decoración final) junto al azúcar. Reservar una parte de este puré para mojar más tarde los bizcochos de soletilla.

4. Poner en un cazo la mitad de lo que nos ha sobrado del puré de fresas, llevar a ebullición y, en cuanto empiecen a salir burbujitas, apagar rápidamente y añadirle las hojas de gelatina (previamente escurridas). Remover hasta que se disuelva bien la gelatina. Una vez disuelta, añadirle también la mitad del puré separada. Poner en la nevera para que se enfríe antes de incorporarle la nata montada (pocos minutos, solo el tiempo de montar la nata, porque si no, se endurece la gelatina).

5. Ahora montar la nata junto al azúcar glas.
6. Coger la gelatina e incorporarla a la nata con movimientos suaves para que no se desmonte.

7. Retomar el puré que habíamos reservado antes en el punto 3. Añadir un par de cucharaditas de agua para que resulte más líquido. Mojar uno a uno todos los bizcochos de soletilla por la parte no glaseada y los colocamos de pie por todo el diámetro del molde (recordarse de untar mantequilla en el borde para que no se pegue el chocolate, muy poquita eh?) , con la parte glaseada hacia la pared del molde.
8. Colocados todos los bizcochos de soletilla, incorporamos nuestra mousse en el centro, cubriendo el resto del molde. Con una espátula extendemos bien la mousse para que quede bien uniforme.

9. Meter en el frigo durante por lo menos 6/7 horas (aunque es mejor hacerlo de un día para otro).
10. Para desmoldarlo, cogemos un bowl donde quepa el molde, lo llenamos con agua caliente y colocamos el molde unos segundos. Después, le damos la vuelta encima del plato o bandeja seleccionado y bajará sola la tarta pues hemos echado la mantequilla.
11. Decorar con 3 o 4 fresas por encima, o enteras o laminadas, como se prefiera.

Charlotte de fresas. preparación con Thermomix:

1. Echar las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría para que se ablanden.
2. Con las cuchillas en movimiento a velocidad 4, echar el chocolate blanco a trocitos. Cuando hayáis echado todo el chocolate, dejarlo otros 10 segundos a velocidad 6 para que se triture todo bien.
3. Programar 5 minutos, 50 grados, velocidad 2.
4. Con un pincelito barnizar todos los bizcochos de soletilla que necesitemos para cubrir el diámetro de nuestro molde. Reservar para que se endurezca la glasa.
5. Lavar y secar muy bien el vaso.
6. Poner en el vaso el azúcar y pulverizarlo 20 segundos a velocidad 8.
7. Añadir las fresas y triturarlas junto al azúcar, 10 segundos velocidad 7.
8. Separar una parte de este puré para mojar los bizcochos de soletilla.
9. De lo que ha sobrado, separar la mitad y reservar. Lo que queda en el vaso, lo llevamos a 50 grados durante 2 minutos.
10. Añadir las hojas de gelatina bien escurridas y mezclar 20 segundos a velocidad 6.
11. Incorporar el resto de la salsa separada en el punto 9, mezclar 30 segundos a velocidad 6 (sin temperatura)
12. Esperar a que la lucecita de los 37 grados se haya apagado (lo cual quiere decir que el vaso y el puré ya se han enfriado). O bien, poner el puré en un recipiente unos minutitos en la nevera para que se enfríe antes (yo prefiero hacer esto último).
13. Volver a poner el puré en el vaso ya enfriado, colocar la mariposa, echar la nata muy fría (mejor si la habéis puesto en el congelador 20/30 minutos antes de usarla) y montarla a velocidad 3. El tiempo es relativo, depende de la cualidad de la nata, así que os aconsejo ir mirando por el agujerito del cubilete para ver cuándo esté montada. Normalmente tardará entre 2 y 3 minutos. ¡Ojo! Si la tenéis un poco más de la cuenta, acabaréis haciendo mantequilla de fresa 😉
A partir de aquí, seguir el punto 7 de la preparación tradicional.

Si os ha gustado la receta me encantaría que la compartierais y si queréis descubrir otras que puedan ser también de vuestro interés, os invito a que os suscribáis arriba a la derecha y a que me sigáis a través de:

Mi blog La cocina italiana de Carmen

Mi página facebook La cocina italiana de Carmen

Mi twitter @Cocina_Italiana

Ahora también podéis contar con el menú semanal del blog, que encontraréis aquí. Para descargátelo, solo tienes que registrarte como usuario de esta página (en el menú de arriba, donde pone acceder) y entrar a formar parte de esta comunidad que crece día a día.

Además, si a ti también te gusta cocinar con la Thermomix, puedes unirte al nuevo grupo de Facebook Amig@s de la Thermomix, para conocer cada día recetas nuevas y para compartir tus preferidas.

 

15 Comentarios

    • Hola! Si no consigues la nata o la crema de leche, puedes probar también con una nata vegetal, que montan muy bien.
      Si tampoco consigues ésa, te sugerirìa que probases con una mezcla de leche y algùn queso cremoso como Philadelphia o mascarpone. Ten en cuenta que la nata debe tener un mìnimo de 35% de materia grasa, asì que necesitas un queso que aporte grasa, no bastarà solo la leche entera… Queso cremoso, mezclado con leche hasta que encuentres la textura deseada (quizàs necesitaràs ponerle un poquito de azùcar, pero sin exagerar porque ya las fresas la llevan). Después, se mezclarìa todo con el puré de fresas y la gelatina, como en el caso de la nata.
      Espero haberte ayudado!

  1. Se vé riquisimo. Mi pregunta es, si uso gelatina en polvo, cuantos sobres o gramos debo de utilizar?. Gracias por compartir

    • Hola! No soy muy pràctica con la gelatina en polvo porque donde vivo no la suelo ver, pero buscando por Internet he leìdo que se deberìan usar los mismos gramos en polvo que en sobres (antes de hidratar la gelatina). Mis hojas eran de 2 gramos cada una, asì que segùn las fuentes se deberìan usar 8 g de gelatina en polvo. Espero ayudarte con mi respuesta 🙂

    • Hola! En Italia la gelatina se vende en hojas transparentes, pero a lo mejor donde tú estás la encuentras en polvo. Mis hojas eran de 2 gramos cada una, así que deberías usar 8 g de gelatina en polvo. Espero poderte ayudar con esta respuesta!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*