Albóndigas en salsa de vino blanco y salvia

Albóndigas en salsa

Albóndigas en salsa de vino blanco y salvia

Desde que descubrí la combinación carne/salvia hace un par de años, no pierdo ninguna ocasión para introducir esta hierba aromática en mis preparaciones de carne: en este caso, será una de los protagonistas de estas albóndigas en salsa de vino blanco y salvia.

Como ya he dicho en otra ocasión, la salvia tiene muchas propiedades y, por tanto, se utiliza con muchísimos fines, pero hoy no hablaremos de eso (si queréis volver a leerlo, pinchad en mi receta de pesto de salvia y almendras), sino que hablaremos de lo apreciada que es para añadir sabor a muchos platos y digeribilidad a carnes rojas o con bastante grasa, así como para aromatizar la mantequilla o el vinagre. Hay que saber también que puede resultar inútil combinarla con otros aromas o especies porque su olor predominante anularía los demás.

Albóndigas en salsa de vino blanco y salvia, ingredientes para 4 personas:

750 g de carne mixta picada

2 huevos

Pan rallado

Sal (al gusto)

Perejil (al gusto)

Pimienta negra (al gusto)

10 hojas de salvia

Aceite de oliva

1 vaso de vino blanco

200 ml de caldo de carne

Albóndigas en salsa de vino blanco y salvia, preparación:

1. En un bol, colocar los ingredientes necesarios para hacer las albóndigas: carne picada, huevos, perejil, pimienta negra, sal.

2. Una vez amalgamado, se incorporará el pan rallado necesario para que el compuesto de las albóndigas quede manejable, ni muy “líquido” ni muy duro.

3. Crear las albóndigas del tamaño deseado. A mí me gustan más bien medianas/pequeñas, un diámetro de unos 5 cm.

4. En una sartén antiadherente suficientemente grande (yo he usado una diámetro 32 cm), cubrir el fondo de la sartén con aceite de oliva y colocar las hojas de salvia.

5. Seguidamente, ir posicionando una a una las albóndigas. Tapar la sartén y dejar dorar un par de minutos.

6. A continuación, levantar la tapa, darle la vuelta a las albóndigas y dorar otro par de minutos.

7. Echar el vino blanco y dejar evaporar el alcohol.

8. Por último, incorporar el caldo de carne bien caliente y volver a tapar la sartén. Cocinar así unos 20 minutos.

9. Apagar el fuego y dejar reposar unos minutos las albóndigas. Servir caliente acompañadas con el arroz en blanco (o, mejor aún, ¡unas buenas patatas fritas si lo preferís!). Buon appetito!

Albóndigas en salsa de vino blanco y salvia, consejos:

Si la salsa os resulta demasiado líquida, podéis reducirla añadiendo una cucharadita o dos de harina (mejor si disuelta en un poquito de caldo caliente).

Si os ha gustado la receta me encantaría que la compartierais y si queréis descubrir otras que puedan ser también de vuestro interés, os invito a que os suscribáis arriba a la derecha y a que me sigáis a través de:

Mi blog La cocina italiana de Carmen

Mi página facebook La cocina italiana de Carmen

Mi twitter @Cocina_Italiana

Ahora también podéis contar con el menú semanal del blog, que encontraréis aquí. Para descargátelo, solo tienes que registrarte como usuario de esta página (en el menú de arriba, donde pone acceder) y entrar a formar parte de esta comunidad que crece día a día.

Además, si a ti también te gusta cocinar con la Thermomix, puedes unirte al nuevo grupo de Facebook Amig@s de la Thermomix, para conocer cada día recetas nuevas y para compartir tus preferidas.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*